El éxito surcoreano

Corea del Sur está viviendo uno de sus periodos de mayor esplendor. La música, el cine, el espectáculo o los deportes son terrenos donde este pequeño país triunfa. De su caso de éxito es lo que vamos a hablar.

Tiene una población de poco más de 50 de millones de habitantes y ocupa un territorio considerablemente pequeño. A mediados del siglo XX vivió una de las guerras más difíciles de este periodo que culminó en la división de su país en un bloque comunista y otro capitalista. A pesar de la constante amenaza bélica y nuclear de la dinastía Kim, Corea del sur ha prosperado en décadas hasta convertirse en una potencia mundial.

Si nos dirigimos a los años 50 no se podía esperar mucho de los recién bautizados surcoreanos. Era un país carcomido por las secuelas de la guerra y producto de ello había una pobreza generalizada; para aquel entonces varios países latinoamericanos eran más ricos que Corea del Sur. Vinieron las décadas siguientes y casi como un milagro este pequeño país ubicado en el sur de una península ya era parte de los tigres asiáticos.

Singapur, Hong Kong, Taiwan y Corea del sur vieron como en la segunda mitad del siglo pasado sus rendimientos económicos cautivaron al mundo. En el espacio de dos generaciones Seúl se vio como la capital de un país pobre a convertirse en una de las urbes más importantes del mundo gozando de un alto desarrollo económico.

El triunfo se representó a través del éxito de las empresas que conquistaron mercados globales tales como: Samsung, LG, Kia o FILA, 3. El dinero trajo consigo cambios importantes en el nivel de vida de los surcoreanos quienes se ganaron un importante lugar en el mundo. Su éxito económico se tradujo también en un éxito cultural exportando el imaginario de una Corea del sur que se comporta como potencia.

En el 2002 los triunfos monetarios dieron los réditos suficientes para albergar nada más y nada menos que la Copa mundial de fútbol. Este torneo se desarrolló junto a Japón aspecto que le dio una mayor visibilización al país. Para añadir, Corea del Sur tuvo una excelente presentación llegando a semifinales de dicho torneo siendo hasta ahora el único país asiático en conseguirlo. De esta manera se logró que los jugadores de esta tierra tuvieran una mayor atención en el mercado futbolístico.

El año 2012 el artista PSY saca una canción que le dio la vuelta al mundo, convirtiéndose en su momento en el video más visto de youtube. El Gangnam Style fue un éxito sin precedentes para la industria musical surcoreana. Sin embargo, el reconocimiento mundial de la música producida en este país no paró ahí. Vinieron los años y el pop en una versión coreana al cuál se le bautizó K-pop conquisto los corazones de los adolescentes alrededor de todo el mundo.

El K-pop con su esquema de un grupo de cantantes y bailarines haciendo su propio show mezclado con una música pegajosa se hizo mundialmente reconocido. A pesar que sus éxitos se cantan en buena parte en esa lengua tan enigmática como la coreana el genero trascendió fronteras. Bandas como BTS ya hacen parte de un imaginario cultural hecho en este país.

Pero esto no solo se trata de música, el cine de este país también ha despertado el máximo interés más aún cuando la cinta Parásitos obtuvo el premio Oscar a la mejor Película. El hito es más grande lo que imaginamos pues es la primera película no hablada en inglés o muda que obtiene el galardón. Es difícil que la academia se tome enserio producciones por fuera del inglés y más difícil aún que una de estas gane el anhelado premio.

Parásitos triunfó y es muy seguro que pasarán una buena cantidad de años para que una producción en un idioma diferente al inglés gane la estatuilla a la mejor película. Si el éxito del cine no era suficiente, el año 2021 fue testigo como una serie cuyo entramado era poner a un montón de endeudados en una colección de juegos macabros se convirtió la serie más vista en Netflix.

Los juegos del Calamar obtuvieron una atención especial en el mundo e incluso fue tema importante en debates académicos e intelectuales. Se hicieron toda clase de interpretaciones y análisis dotando a la serie de un valor importante como punto de referencia para entender las sociedades actuales.

¿Cuál es el video más visto actualmente en todo youtube?. Un día desperté con esa duda creyendo que la canción «despacito» poseía dicho record. Cuando me di cuenta que el primer lugar lo ocupa un video para público infantil llamado Baby Shark y que aparte era creado por surcoreanos fue el momento en que me decidí a escribir este articulo.

Todo esto se me hace admirable especialmente porque hablamos de una nación que a nivel poblacional es de nivel medio y territorial ocupa un muy pequeño espacio geográfico. Hay bastantes países que tienen de lejos mucha más población pero dejan pocas cosas de reconocimiento mundial.

El éxito surcoreano por supuesto viene con un coste el cuál ha sido criticado por esta misma industria cultural. Se sabe de la exigencia laboral y educativa en este país que pone a las personas en una constante presión desde muy corta edad. La ultra competitividad de la población se refleja en constantes tasas de insatisfacción de ciudadanos que se ven esclavos de una cultura que no le interesa un momento para la pausa.

Debido a esto Corea del sur también ha hecho su aporte a la intelectualidad a través de la obra de Byung Chul-Han. Este filosofo que ha hecho gran parte de su trabajo desde Alemania apunta a cuestionar los sistemas de valores de las sociedades contemporáneas y a la auto explotación que esto conlleva.

Por otro lado y tal como ocurre en cualquier paraíso capitalista, la desigualdad puede llegar a niveles indeseables como lo evidencian Parásitos con su compleja historia de castas sociales. El juego del calamar por su parte decide mostrar los sacrificios a los que se puede llegar con tal de salir de un sistema que los ahoga en deudas.

No hay sociedad perfecta y eso está claro, pero creo que son mejores los problemas que enfrenta Corea del Sur a los que Latinoamérica debe afrontar. Este éxito surcoreano también es un buen recordatorio que haciendo las cosas bien se puede llegar a ser un país con todas las características de potencia en menos de 40 años.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s