La participación ciudadana

Último articulo de la serie sobre los 10 sucesos de la década de los 2010’s. En este texto nos adentramos a los acontecimientos relacionados al desafío al status quo en diferentes partes del mundo. Entendiendo de paso los nuevos mecanismos utilizados.

En anteriores textos hablamos de la Primavera Árabe y de la lucha contra el cambio climático. En ambos asuntos uno de sus principales protagonistas fue la población civil que se reunió y actuó en pro de diversos objetivos. Sobre el cambio climático, hablamos de cómo la figura de Greta Thunberg inspiró a nuevas generaciones alrededor del mundo para protestar por la situación medio ambiental.

Estos movimientos civiles también fueron dirigidos a otros procesos de reivindicación social. Si bien podemos pensar que en los años 60 y 70 ya existían las manifestaciones feministas, antiracistas o ecológicas; el presente siglo trajo la posibilidad de introducir el activismo digital. Gracias a ello estos mensajes alcanzaron dimensiones globales, y en diferentes puntos del planeta no habían cientos, sino miles protestando por objetivos similares.

Viernes por el futuro

El feminismo en el siglo XXI tomó un mayor impulso (entre otras variables) gracias a una mayor difusión de sus ideas. Las situaciones incómodas que enfrentaban mujeres a diario fueron denunciadas y visibilizadas a través de redes sociales. Este hecho desembocó en el movimiento #MeToo, en el cual las mujeres a partir de masivas denuncias atacaron a las situaciones de acoso cotidianas.

Esto por supuesto no fue el único triunfo feminista, también se recuerda como aquel performance chileno titulado “un violador en tu camino” dio la vuelta al mundo. El mensaje tenía un claro objetivo y era dar todo el peso de la culpa de una violación hacia el perpetrador del acto. Incontables excusas han tenido algunos sectores al manifestar que la violación de un modo u otro puede ser provocada por una mujer.

Conceptos como el micromachismo, el techo de cristal, el acoso laboral o callejero, entre otros; fueron llevados a una mayor población femenina gracias también a la tecnología. En medio de esa pluralidad de los diversos feminismos, el movimiento tiene un claro mensaje de incomodar a los defensores de un status quo que las ha perjudicado. A pesar de no ser una lucha 100% pacífica, es valioso que el feminismo haya logrado importantes avances sin hacer una apelación directa a la violencia.

El feminismo es algo que se ha ido construyendo en siglos y décadas, los avances en derechos que se han tenido en amplias poblaciones a nivel mundial son muestra de sus resultados. Es cierto que la mayoría de estos logros se concentran en un reducido número de sociedades, pero se vislumbran como el horizonte a seguir para la liberación femenina en todo el planeta.

A pesar de no ser una lucha 100% pacífica, es valioso que el feminismo haya logrado importantes avances sin hacer una apelación directa a la violencia.

Aspecto parecido han vivido los movimientos LGBT, partiendo de una situación de exclusión incluso peor que el de las mujeres. La aceptación de la diversidad sexual ha sido uno de los ejes de estos movimientos, quienes para ello han apelado por la visibilización y normalización de sus conductas. Esto por supuesto ha traído un positivo impacto en la cultura, ya que diversas industrias culturales han roto ciertos estereotipos de género al abogar por la inclusión.

Un tema interesante en este punto, es la formación de discusiones teóricas sobre género y sexo. Por ejemplo uno de las ideas más que más dividen a los movimientos feministas es el reconocimiento o no de las mujeres trans como parte de su grupo. Incluso esto ha llevado a que referentes mundiales como J.K Rowling, sean expuestas a un masivo ataque de comunidades que se sintieron ofendidas por sus comentarios.

Esto es un principio clásico cuando los movimientos son diversos, la posibilidad de unir contra un enemigo es el método más fácil para movilizarse. Pero más allá de esta unidad inicial, las diferencias entre los afectados irán emergiendo conforme pasan los años y se logran cada vez más victorias en el ámbito social.

Póster denunciando los puntos de vista de Rowling

La cancelación se ha convertido en una técnica utilizada por este tipo de movimientos. Aunque personalmente la encuentro altamente cuestionable (sobretodo en materia de resultados más allá de si en esencia es bueno o malo), estamos hablando de un mecanismo de protesta social que está en auge. Aunque el principio es el de la clásica censura hacia la obra de un personaje éticamente cuestionable (como todos lo somos), esta ya no viene por medio de un poder central del estado, sino por la voluntad de los que se consideran vulnerados.

Previo a los eventos ocurridos en el 2020 a raíz del asesinato de George Floyd, el racismo en Estados Unidos era un asunto que se estaba volviendo una bomba de tiempo. Desde la llegada de Donald Trump al poder en 2016, el tema obtuvo mayor relevancia mediática que en los años vividos bajo Barack Obama. Recordemos que en 2017 ocurrió el accidente de Charlestonville que desencadenó del mismo modo una avalancha de protestas en todo el país. Además del racismo, el abuso policial era algo cuestionado por las mismas comunidades sociales.

Por otro lado, las protestas en materia de la búsqueda de mayor democracia también se dieron durante estos años. Tenemos el ejemplo de Hong Kong o Taiwan donde se teme por una mayor influencia china y que eso interfiera en su estatus democrático. En el otro lado del mundo, en sudamerica especificamente, se vivieron en los últimos años luchas que buscaban solucionar las históricas demandas sociales del continente.

Aunque el principio es el de la clásica censura hacia la obra de un personaje éticamente cuestionable (como todos lo somos), esta ya no viene por medio de un poder central del estado, sino por la voluntad de los que se consideran vulnerados.

Aquí, Chile fue la referencia sudamericana pues sus manifestaciones condujeron a un plebiscito que los hizo abandonar una constitución que venía de los tiempos de Pinochet. Aunque en otros puntos de la región las rebeliones no fueron muy exitosas, hemos de recordar que previo a la llegada de la pandemia, el descontento social de los pueblos latinoamericanos hacia sus gobiernos era masivo.

La lucha por la democracia también se vivió en el Cáucaso. En esta zona del mundo tanto Georgia con Saakashvili y en Armenia con Pashinian se vivieron revoluciones sociales contra asentadas élites políticas. Estos procesos sociales se dieron de manera pacífica en una región históricamente violenta. Tenemos el ejemplo en Bielorrussia donde se buscó en el 2020 el derrocamiento del presidente pero sin éxito alguno debido a la fuerza represiva del estado.

Las protestas sociales cambian cada cierto tiempo, se adoptan nuevos derechos, libertades o tecnologías que le dan forma a mecanismos de expresión. La década culminante tuvo entre sus motivos principales de participación ciudadana la búsqueda de la democracia. En últimas y a partir de diferentes fines, la necesidad de inclusión social es imperante para la ciudadanía en diferentes partes del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s