Los refugiados y sus implicaciones

Las escenas de miles de personas moviéndose de un lugar a otro sin aparente rumbo, es una de esas tradicionales y trágicas postales de la historia humana. Las migraciones se dan por diversas razones: escapar de una guerra, buscar asilo político o buscar un mejor futuro económico. Durante la década de los 2010’s se dieron diversas migraciones que seguramente nos cuestionarán las futuras generaciones. Novena parte de los sucesos de la década.

La especie humana se ha caracterizado por asumir retos difíciles. Por milenios los homo sapiens-sapiens, fueron constituidos por cazadores-recolectores; quienes eran grupos de personas con un estilo de vida nómada en busca de recursos para sobrevivir. La invención de la agricultura fue algo que partió la historia de la especie. Este hecho nos permitió abastecer de alimentos a grandes poblaciones, lo que dio entrada a las especializaciones y con ello a la construcción de civilización.

Dentro del contexto de las sociedades agrícolas que contaban con centros urbanos, las migraciones fueron causadas por otro tipo de motivos: las sequías por ejemplo eran el verdadero terror de generaciones pasadas, esto podía significar hambrunas que hacían desplazar a miles de individuos. Sumado a ello, otra causante de migración es la perenne tendencia humana de discriminar a una parte de la población, resultando en hostigamientos que los hacían abandonar territorios.

El siglo XXI y en la década a tratar que es la de los 2010’s, los fenómenos migratorios y la crisis que esto conllevó se vieron en todos los continentes. Estas tragedias humanitarias se dan en el contexto donde ha habido más grandes avances para el total de la población. Pero todavía hay millones de seres humanos que no han podido gozar ciertos beneficios alcanzados por la especie en general.

Genocidio armenio: una de las peores tragedias migratorias de la historia

Durante el siglo XX, Europa vivió un proceso de emigración debido a diversos factores. La persecución a los judíos, las dos guerras mundiales, el ambiente de la guerra fría, entre otros; hicieron que los europeos buscaran mejores oportunidades en Estados Unidos o incluso en Sudamérica. Recordemos que por un tiempo, Argentina fue una potencia mundial gracias en parte a que supo llevar una adecuada adaptación de talentosos inmigrantes.

Después de la segunda guerra mundial, las principales sociedades europeas construyeron un nivel de vida jamás alcanzado por grupo humano en la historia. A la suma de tiempos con una ausencia de guerra entre estados, se le sumó la erradicación de la pobreza extrema, mejoramiento en niveles de consumo de sus poblaciones, fomento del arte, cultura , educación o ciencia.

Todos estos programas beneficiaron de un modo u otro a la mayoría de la población, haciendo que una considerable porción de sus habitantes tuvieran un estilo de vida envidiado por los reyes del medioevo. Vale la pena aclarar que no toda Europa vivió estos beneficios, y tenemos por ejemplo el caso de los balcanes o los territorios del Cáucaso.

… otra causante de migración es la perenne tendencia humana de discriminar a una parte de la población, resultando en hostigamientos que los hacían abandonar territorios.

Por otro lado tenemos a los africanos, quienes en general vinieron a crear proyectos nacionales solo hasta bien entrado el siglo XX. Hemos de recordar que la mayoría de estos países llevan apenas 5,6 o 7 décadas funcionando como naciones independientes. Entre la corrupción, el abandono y las profundas heridas que dejó su explotación; se ha hecho difícil la creación de instituciones que puedan rápidamente mejorar sus condiciones. Pese a que hay países africanos dando avances, la pobreza extrema todavía impera en la mayoría de ellos.

Mapa de los años de independencia de cada país africano

El hecho que solo el mar mediterráneo separe tan opuestas realidades, es razón suficiente para que miles de personas sin nada que perder se enruten en peligrosos viajes para llegar al” sueño europeo”. Fueron constantes las noticias de balsas que naufragaron en el mar con cientos de personas que morían en ellas. Esta crisis de refugiados por parte de africanos, especialmente de la zona subsahariana, se debió al desespero de escapar de realidades sin futuro.

El fenómeno se complejizó más con la guerra de Siria. Esto llevó a que más de 6 millones de personas buscarán una salida de uno de los mayores derramamientos de sangre de nuestro tiempo. Aunque los sirios se ubicaron en Líbano o Turquía además de otras naciones vecinas; Europa era el destino anhelado, allá tranquilamente podían empezar una nueva vida.

El tema de los refugiados (tanto sirios como de naciones de áfrica subsahariana) ha sido uno de los puntos de división más importantes que se ha dado dentro de la Unión Europea. La masiva llegada de musulmanes fue algo que no gustó en ciertos sectores conservadores, alegando un miedo de una limpieza étnica dentro de su territorio. Es decir, que la llegada de inmigrantes musulmanes y sus diversas culturas, podían suponer una amenaza a las identidades y etnias europeas.

Todos estos programas beneficiaron de un modo u otro a la mayoría de la población, haciendo que una considerable porción de sus habitantes tuvieran un estilo de vida envidiado por los reyes del medioevo. (sobre Europa)

Más allá de lo válido o no de este tipo de puntos de vista, el hecho fue que se dieron movimientos dentro de las naciones europeas con un claro mensaje anti inmigración. Le Pen en Francia, Geert Wilders en Holanda, el partido AFD en Alemania, la Lega en Italia, Orban en Hungría son algunos ejemplos de ello.

En uno de sus trabajos más recordados, Angela Merkel tomó el liderazgo de esta crisis de refugiados permitiendo la entrada de miles de ellos a Alemania. La canciller alemana también trabajó en pro de tener cuotas de refugiados según el poder económico de cada país de la UE. A pesar que se presentaron sucesos tan cuestionables como el cierre en Hungría de las fronteras, el liderazgo de Merkel ayudó a que miles de personas encontraran refugio.

Una de las polémicas de esa crisis la protagonizó esta periodista húngara

Las consecuencias de las actuales inmigraciones pueden demorarse años en ser entendidas por completo. Mientras el tema del Covid se va resolviendo en el corto-mediano plazo, al largo plazo se entiende que estas tensiones no han sido del todo resueltas. Los discursos anti- inmigración volverán y más aún cuando las consecuencias económicas de las cuarentenas y el aumento de la pobreza extrema, traigan consigo otras oleadas de inmigrantes.

Independiente de las consecuencias político-económicas, la tragedia vivida en las costas europeas y africanas han sido deplorables. La imagen que puede resumir este sufrimiento es la triste foto de Aylan Kurdi.

En el continente asiático, las oleadas migratorias se dieron en un caso del que ya se ha hablado en este blog, que es la tragedia de los Rohyngia en Birmania. Dicha minoría musulmana está siendo expulsada de un país con gobierno militar y una mayoría budista contraria a puntos de vista alternativos. Al otro extremo de Asia se está creando una crisis humanitaria que seguramente afectará de nuevo al oriente medio, la guerra de Yemen va generando cada vez más desplazamiento, por lo que es un problema que se vislumbra en el horizonte.

Merkel lideró la política europea en materia migratoria

Estados Unidos ha sido un país hecho a partir de diversas oleadas inmigrantes durante su historia. El proceso es simple: Una comunidad como por ejemplo los irlandeses, llegan al continente huyendo de los problemas de su territorio. Se asientan y un par de generaciones más, sus propios nietos empiezan a ver con malos ojos que otro grupo de población llegue, se alega en estos casos que dicha tierra “siempre ha sido la suya”. Italianos, irlandeses, alemanes, chinos, coreanos, indios, mexicanos, latinoamericanos, han sido parte de esa tendencia.

Todas estas oleadas han ido tocando las puertas de la potencia económica del siglo en sus más de 200 años de historia. El poder económico y las libertades civiles siguen atrayendo personas de todo el mundo; aunque hoy por hoy el fenómeno migratorio más importante es el de los hispanos. También hubo noticias en los últimos 10 años de grupos de hondureños o salvadoreños que emprendieron largos caminos para llegar a Norte américa.

Como sucedió en Europa, esto también generó rechazó y el discurso en contra de las migraciones tuvo su representación perfecta en Donal Trump. Él tuvo la capacidad de reunir este descontento y le sirvió para poner su escritorio en la Casa Blanca. La victoria de Biden al parecer va a relajar los mecanismos que utilizó Trump para reducir la inmigración, pero el discurso que ve con malos ojos este fenómeno aún sigue siendo vigente.

Los discursos anti- inmigración volverán y más aún cuando las consecuencias económicas de las cuarentenas y el aumento de la pobreza extrema, traigan consigo otras oleadas de inmigrantes.

En Latinoamérica, la cuota de sufrimiento por los refugiados se la llevó Venezuela. Durante los años de Chávez habían ciertas tensiones y problemas que podrían hacer pensar una crisis más adelante, pero con la llegada de Maduro y otra serie de sucesos desafortunados el país entró en un completo desastre económico. Desde el 2013, el régimen venezolano ha visto como año tras año una considerable parte de su población emprende otros caminos.

Se calcula hasta ahora que han sido casi 5 millones de venezolanos los que han huido del país. Colombia, Brasil, Ecuador y Perú son los destinos predilectos por las antiguas clases medias y bajas venezolanas. Pese a que la crisis del Covid-19 ha hecho regresar un considerable número de personas al país, las condiciones de vida todavía son muy difíciles.

El gobierno venezolano sigue funcionando como una dictadura, la crisis económica no se supera y la inflación anda por las nubes; al parecer todavía la recuperación venezolana parece que necesita de mucho más tiempo. Las consecuencias de la crisis de refugiados venezolanos se ha dado en los brotes xenófobos en los países sudamericanos, sin embargo no ha habido un gobierno en el continente que haya tenido un plan para deportarlos masivamente.

Las inmigraciones y las crisis de refugiados han estado con nosotros en toda la historia humana. Hoy por hoy que contamos con sociedades más ricas en general, se ha podido dar en algunos casos una mejor respuesta a este problema que la dada en tiempos pasados. Sin embargo, aún queda la duda si las herramientas del hoy nos podría haber evitado más sufrimiento. Si el veredicto determina que sí, el manejo de estas crisis de refugiados será una de los grandes cuestionamientos que tendremos los habitantes del siglo XXI.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s